18.3.07

Belén levantino. Vera. Almería



Sobre la carretera ya conocida, ya trotada, al lado de los coches, que eran reconocidos, porque antes habíamos pasado por allí y vimos sus caras iguales, en el inicio del verano, la vuelta a Vera es siempre crepuscular. Por el sol implacable que obliga a correr tarde, por el poniente que siempre encrespa el mar y sobre todo por la fantástica puesta de sol a mi izquierda. Oigo un ruido entre el matorral como el de una rata. No me sobresalto porque veo sobre la blanca tierra el lomo anaranjado de una liebre, el mismo color que la camiseta que un club portugués, Lebres do Sado.El Levante de Almería era en esa hora como el tapiz, el papel decorado que utilizábamos en la decoración del pesebre infantil: las palmeras, el cielo, las remedadas casas orientales de alguna urbanización lejana. Ahora la carretera tiene rotondas, vías de servicio, canales de aceleración, anchura de calidad y sobre todo lavados de coches en las gasolineras. Los veraneantes vamos a las playas y a los inmensos supermercados. Hasta parece como si corrieras en casa, pero los 30 grados a las nueve de la noche no son exactamente las mismas condiciones. Tampoco lo son las cayentes gotas grandes ni las recuperaciones lentas. En la menos melancólica de las tierras, me veo afectado por una singular arteria. Eso es cuando no llevo zapatillas. Con ellas, la memoria es otra, el cuerpo calienta fácil, claro, la velocidad de crucero se adquiere rápido y la sudoración deviene rítmica.

2 comentarios:

Rui Lima dijo...

Ola Juan, a Associação de Atletismo Lebres do Sado, es un pequeño clube de 235 personas, de Setúbal-Portugal, que se dedican a atletismo, orientacion, btt e paseos pedestres. Nos alegra que alguien desde Cataluña hace un comentario a nuestro nombre y clube. Un saludo fuerte desde Setúbal www.lebresdosado.pt

juan pedregosa dijo...

Muchas gracias a vosotros. Tenéis un nombre simpatiquísimo.