6.11.06

O Oasiszinho (1-11-06) Cabo Grande – Brasil


Los idiomas cercanos: el catalán, el francés, el italiano, el catalán son, o así me suenan, más eufónicos que el castellano. Éste parece estar cómodo entre consonantes oclusivas, sordas o aspiradas. De vez en cuando algún orfebre o el artista encuentran una continuidad sonora más dulce. Al portugués brasileño le ocurre lo contrario. Le es difícil sonar rudo. Así las palabras, así las cosas. Así el clima. Primero corría lento sobre el paseo postidílico. Temperatura alta y humedad tolerable. El sol encima sin acribillar. De repente la nube salvífica, solaz del cansado. Finalmente las gotas y luego el torrente tropical. Todo en apenas 50 minutos. Y después el bello panorama y un pequeño trozo de mundo tranquilo.
Respirando fuerte. Apurando la serena mañana. A mañán do novo dia.

2 comentarios:

jf dijo...

Que entendes por eufónicos?
Queres dizer mais brusco? No Brasil de facto estamos num outro trópico...

Também acho a sonoridade do português do Brasil (porque não lhe haveremos de chamar, simplesmente, brasileiro?) mais musical, mais samba, mais brinca na areia.

Engraçado é que para além da questão fonética, o brasileiro apropria o português conjugando diferentes significados (repara que o Brasil já terá parecido a Babilónia), de uma forma única, tornando-o mais criativo.

Um abraço,
João

juan pedregosa dijo...

Eufónico es que suena bien, que se oye bien, que es agradable al oído.
Sea brasileño y sea portugués también, que oasiszinho vale para las dos lengua